Una España fantasma

Viendo que la nueva religión de este siglo, el fútbol, estaba en su máximo apogeo (España jugando la final del mundial), decidí cooperar con la iniciativa de Kurioso y salí al centro de Sevilla, a buscar lugares “desérticos” por culpa del fútbol. No fué dificil.

Puente de Los Remedios

Avda de La Constitución

Torre del Oro

Cuenca de noche

Paseo del Huécar

Hace poco estuvimos en Cuenca, pasando unos días. Llegamos a media tarde y salimos a pasear de noche. El río Huécar pasa por la ciudad, entre la calle de Los Tintes y el Paseo que lleva su nombre. Nos recordó, salvando las distancias, claro, a pasear junto al Darro, en Granada.

Asomando a la Calle de las Torres

Al final de la Calle de las Torres se llega al Paseo del Huécar y a una de las entradas a la parte más antigua de la ciudad de Cuenca.